Tradición familiar

NUEVO BAZAR MADRID es un comercio tradicional de Alicante. Tiene una experiencia de más de 60 años en el sector. Fue iniciado por Antonio Carrasco Pastor, conocido pintor y orfebre. En la actualidad, su hija, Cristina Carrasco, sigue la tradición familiar, desarrollando diseños únicos, siguiendo las pautas estéticas e históricas marcadas por su padre.
En Nuevo Bazar Madrid ofrece una amplia gama de productos: aderezos para el traje regional (peinetas, rascamoños, pinchos, broches de mantilla, châtelaines, cruces, agujas de banda, gargantillas, peinetas dama de mantilla, rosarios, broches, azahar, sortijas, colgantes Santa Faz, colgantes Virgen Remedio, medallas y camafeos, pulseras y brazaletes), abanicos, mantones de manila, mantillas, complementos de traje regional, de novia y madrina, y de flamenca, guantes y castañuelas.

El Nuevo Bazar Madrid es el heredero del histórico Bazar Madrid, que de la mano de Antonio Carrasco Pastor, abrió sus puertas hace más de 60 años, en un pequeño local situado en el número 43 de la Rambla de Méndez Núñez. Unos cuantos años después, en 1952, inauguró un segundo comercio, también en la Rambla, en el número 46. Este establecimiento estaba dedicado básicamente a la venta de bisutería y de souvenirs. Una década después, en 1962, ya desaparecida la primera tienda, la empresa adquirió en traspaso un comercio entrañable y de gran historia en Alicante: el 0’95, que se dedicaba a vender mercancías de importación (sobre todo, bisutería), al precio único de 0’95 pesetas. Posteriormente, este local pasó a denominarse Casa Navarro, y se orientó fundamentalmente hacia la comercialización de bisutería y abanicos. A continuación fue abierto un nuevo centro, en el Portal de Elche, 3; esquina con la Calle San Francisco, 2.
En 1969 se produjo la apertura de una nueva tienda en la Calle Manero Mollá. Y tras la expropiación por el Ayuntamiento del local de la Rambla 46, para la construcción de la actual plaza de San Cristóbal, en 1972, la empresa abrió otro establecimiento en la cercana Calle San Francisco, 8, que estuvo abierto hasta marzo de 1981. En 1985 vendió la tienda de Manero Mollá a causa del deterioro comercial de la zona, y abrió sus puertas el establecimiento situado en Alfonso el Sabio, 28. Tras su cierre, la hija de Antonio Carrasco, Cristina, quiso seguir la tradición familiar abriendo el Nuevo Bazar Madrid en la Calle Navas, 43, que es el establecimiento actual.